¿Cómo se fabrican nuestras papeleras para reciclar?

El proceso para la fabricación de papeleras para reciclar vidrio, que hemos llamado cariñosamente miniglus, está ligado desde el principio a la ecología. Por eso queremos mostrarte cómo lo hacemos.

La filosofía es que, desde el momento en el que se concibe este tipo de contenedores domésticos para el reciclaje de vidrio, se pueda empezar a hablar de verdadera vocación ecológica.



La fabricación de un Miniglú

El primer paso en la fabricación de la papelera de reciclaje se da desde la oficina técnica, donde creamos grandes moldes a los que se va a añadir posteriormente polietileno de alta densidad.

En esta fase se utiliza alta tecnología para incorporar los mejores materiales al proceso de fabricación de papeleras para reciclar.

El foco de la concepción está puesto en la durabilidad de tu papelera para reciclaje de vidrio.

Somos conscientes de que una papelera que dura mucho tiempo es un residuo menos en los vertederos y eso nos motiva a continuar con el espíritu de reciclaje.


El material utilizado en los contenedores

Los contenedores miniglú están fabricados en un tipo de polímero plástico muy resistente. Este material tiene buenas propiedades de resistencia y durabilidad, que lo hacen adecuado para el uso como contenedor de residuos de vidrio.

Una vez dada la forma al material, se le añade un pequeño porcentaje del colorante verde, característico de nuestros contenedores urbanos.

Cuando todos los materiales han sido agregados, el conjunto se somete a procesos de alta temperatura que ayudan a conseguir un mayor grado de resistencia y flexibilidad.


La estampación decorativa

Obtenido el resultado final, utilizamos procesos de estampación, como la serigrafía circular, para incorporar el motivo deseado en el cuerpo de tu miniglú.

Para la decoración de las partes cóncavas del contenedor se utiliza aerografía, que es una técnica en la que se pulveriza mediante un aerosol la pintura que va a cubrir la tapa del contenedor. Este sistema minimiza el uso de pigmentaciones y pinturas.

La estampación de un dibujo se realiza mediante una técnica denominada inyección por iml, que consiste en aplicar calor a un vinilo para que quede perfectamente fusionado con la parte interna.

Este tipo de técnica se utiliza muy a menudo en la industria, para adherir imágenes en envases alimentarios.


Composición del conjunto

Cuando tanto la tapa como el cuerpo y la base están ya listas, se procede a la unión de los tres elementos, encajándolos de manera manual.

Los últimos pasos de la fabricación de nuestras papeleras para reciclar son la inclusión del aro metálico, para sujetar la bolsa, y finalmente la incorporación del asa mediante dos perforaciones en la tapa. De esta manera conseguimos que el aspecto de nuestro contenedor doméstico sea muy semejante al de cualquiera de los que podemos ver en la calle.


Una papelera ecológica de principio a fin

Cómo puedes comprobar, hemos pensado que una buena manera de potenciar tu vena ecológica es que te enseñemos de qué manera fabricamos tu pequeño miniglú.

Sabemos que la fabricación de papeleras para reciclar tiene que formar parte del proceso de reciclaje en sí, para que tú también te sientas a gusto siendo ecológico y ayudes al medio ambiente.